Mi Rösti

Descubrí el rösti suizo en un viaje a los Alpes. Luego me enteré de que se trata del plato nacional, todo un orgullo para los suizos. También comí algo similar en un restaurante de comida hunanesa en Shanghai, hace unos años, acompañado de queso frito de cabra. El caso es que es delicioso, tremendamente simple, y va muy bien con cualquier plato de carne.

Havent you ever heard of that old swiss saying – Our rostis and out banks, stay the f**k away.

El rösti canónico lleva únicamente papa, sal y pimienta. El 1º grado de sofisticación agrega cebolla. Pero como titula el post, este es mi rösti, con un par de agregados.

Ingredientes:

  • Una papa grande o dos medianas. Esto es suficiente para trabajar en una sartén grande.
  • Manteca.
  • Aceite de oliva.
  • Sal & pimienta.
  • Un diente de ajo picado a cuchillo (no lo aplaste).
  • Media cebolla picada fina.
  • Perejil fresco.

Procedimiento:

  1. Se pela la papa.
  2. Utilizando un rayador, se la deja en forma de hilos de no más de 3 o 4 mm de ancho.
  3. Picar el ajo y la cebolla.
  4. Se coloca una sartén grande con una cucharada de manteca y una de oliva al fuego suave.
  5. Una vez que la menteca está derretida, removemos para cubrir toda la sartén.
  6. Mezclamos en un bowl las papas, la cebolla y el ajo. Salpimentamos. Colocamos la mezcla en la sartén.
  7. Revolvemos para que todo se impregne de manteca, aplanamos distribuyendo la mezcla para aprovechar toda la sueprficie de la sartén. Tapamos y dejamos cocinar a fuego mínimo durante 25 minutos.
  8. Cada 5 o 6 minutos revolvemos, volvemos a aplanar y tapamos nuevamente. La idea es que la papa quede uniformemente tierna.
  9. A los 25 minutos agregamos un puñado de perejil fresco molido, mezclamos por última vez, agregamos una cda. de manteca a la sartén, subimos el fuego al máximo de dejamos cocinar unos 8 a 10 minutos destapado.
  10. Cuando la pasta cuaja y comienzan a aparecer pequeñas partes  doradas por abajo -espiar con una espátula- damos vuelta el rösti utilizando una tabla de madera o un plato o la tapa de la sartén. Esto debe hacerse con mucho cuidado ya que lo que mantiene unido el rösti es el almidón, mucho más débil que el huevo en una tortilla.
  11. Dejamos cocinar 8 a 10 minutos del otro lado a fuego máximo, destapado.
  12. Servimos en un plato con una ramita de perejil.

Debajo, unas fotos del proceso:

Sigue leyendo